El Remero y los Japoneses

regata.png

Había una vez un remero.

Refieren las crónicas que en 1994 se celebró una competencia de remo entre Japón y “algún país latinoamericano”. Los remeros japoneses se destacaron desde el comienzo. Llegaron a la meta una hora antes que el equipo latinoamericano.

 De regreso al país, el comité ejecutivo de deportes se reunió para analizar las causas de tan desconcertante e imprevisto resultado.

Las conclusiones fueron:

1) En el equipo japonés había un jefe de equipo y 10 remeros.

2) En el equipo latinoamericano había un remero y 10 jefes de equipo

La decisión pasó a la esfera de planificación estratégica para el año próximo, con una estructuración que calaría en lo más profundo de la delegación.

Producida la largada de la nueva competencia, el equipo japonés volvió a adelantarse desde el comienzo. Esta vez el equipo latinoamericano arribó a la meta dos horas más tarde.

El nuevo análisis del Comité Ejecutivo arrojó los siguientes resultados:

1) En el equipo japonés había un jefe de equipo y 10 remeros.

2) En el equipo latinoamericano, luego de los cambios introducidos por el departamento de Planificación Estratégica, la composición era la siguiente:

* Un jefe de equipo

* Dos asistentes del jefe de equipo

* Siete jefes de unidad

* Un remero

La conclusión del comité fue unánime y lapidaria: “El remero es un incompetente”.

Un año más tarde se le presentó una nueva oportunidad al equipo latinoamericano. El departamento de Nuevas Tecnologías y Negocios había puesto en marcha un plan destinado a mejorar la productividad, introduciendo novedosas modificaciones en la organización que generarían, sin lugar a dudas, incrementos sustanciales de efectividad, eficiencia y eficacia. Serían la llave del éxito.

El resultado fue catastrófico. El equipo latinoamericano llegó tres horas más tarde que el japonés. Las conclusiones revelaron datos escalofriantes:

1) Para desconcertar, el equipo japonés optó por la alineación tradicional: un jefe de equipo y 10 remeros.

2) El equipo latinoamericano utilizó una novedosa formación integrada esta vez por:

* Un jefe de equipo.

* Dos auditores de calidad total

* Un asesor de “empowerment”

* Un supervisor de “downsizing”

* Un analista de procedimientos

* Un tecnólogo

* Un contralor

* Un jefe de unidad

* Un apuntador de tiempos

* Un remero

 

Luego de varios días de agotadoras reuniones y profundo análisis, el comité decidió castigar al remero quitándole “todos los bonos e incentivos por el fracaso alcanzado”. En la reunión de cierre, el comité junto con los accionistas representativos, concluyeron:

 

“Recurriremos a la contratación de un nuevo remero, pero a través de un contrato de “outsourcing”, con el objeto de no tener que lidiar con el sindicato y no estar atado a convenios laborales anquilosados, que sin duda, degradan la eficiencia y productividad de los recursos.”

Anuncios

5 comentarios

  1. Mis etimados amigos, observemos que la estructura del equipo latinoamericano esta muy desagregada y mucho especialista para realizar una tarea, en todo caso todo el esfuerzo ejecutivo esta en el remero el solo recibe ordenes no se tiene una verdadera labor de equipo, veo que no son solidarios con el remero pues todos se limitan a determinar las mejores tecnicas y vias para llegar a la meta, mas no unen sus esfuerzos como equipo que es lo que realmente hace el equipo japones, por mas que el latinoamericano haga cambios, contrate por externo o replantee tecnologias, estaran condenados al fracaso y el resultado sera el mismo mientras no actuan como un verdadero equipo………

  2. Mira, IMBÉCIL!!! Hay que ser tarado para no darse cuenta que esta porquería es simplemente un chiste. No seas tan idiota, el chiste al menos me hace reir, pero tu comentario me dan ganas de vomitar. Deja lo payaso y vive la vida.

    • CACHOPO, LA IMBECILIDAD E IGNORANCIA CORRE POR TU CUENTA ESTA VEZ, ESTE NO ES UN CHISTE, SI NO UN CUENTO QUE SE USA MUCHO EN ADMINISTRACION, LIDERAZGO Y COACHING GERENCIAL.

    • este un mal ejemlo de trabajo en equipo donde hay muchos jefes y pocos indios asi que cachopo eres un imbesil muerto de hambre dedicate a criar caracoles

  3. OMAR, suerte que se usa en Administración, Liderazgo y Coaching; que pena que nadie aprende, los caciques abundan (la mayoría son alcahuetes, políticos y acomodados), quien trabaje, no. FRANK la ortografía y la actividad neuronal no es lo tuyo, no?


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s